Manuel Ruiz

Una entrevista con Manuel Ruiz

El mar y Manuel Ruiz van de la mano. Conocemos sus proyectos Marine Park y ECOS, le hemos visto dar charlas de emprendimiento y hablarnos sobre economía azul. Y es que Manuel es todo un referente en el sector marino. ¡Conozcámosle!

¡La entrevista!

U: Aunque es habitual verte en actividades y eventos de emprendedores, cuéntanos quién es Manuel Ruiz para aquellos que no hayan tenido la oportunidad de conocerte.

MR: Pues soy una persona inquieta, curiosa y con ganas de hacer muchas cosas. Profesionalmente soy biólogo marino, he sido investigador del Instituto Canario de Ciencias Marinas y desde 2007 cofundador de ECOS, una consultoría ambiental especializada en el sector marino, con un elevado componente de I+D+i, además, desde 2014, fundador de Marine Park, un espacio de coworking para empresas del sector marino, y en mis ratos libres, que aun queda alguno, hago mi tesis en economía, sobre ecosistemas emprendedores e innovadores.

U: Hablemos un poco sobre ECOS, ¿cómo y cuándo nació la empresa?

MR: ECOS nació en 2007, junto a mi compañero de departamento en el ICCM Gregorio Louzara, nos decidimos a crear la empresa, como una forma de canalizar la demanda de proyectos y servicios de consultoría que llegaban al departamento donde trabajábamos.

El salto fue relativamente sencillo, arrancamos con una cartera de proyectos interesante y trabajando en un sector al que ya estábamos habituados, el sector marino.

U: ¿Qué tipos de proyectos llevan a cabo desde ECOS?

MR: Además de servicios de consultoría, que forman parte del día a día de la empresa, planes de vigilancia ambiental, estudios de impacto, proyectos de ingeniería costera, oceanografía…, tenemos una apuesta clara por la I+D+i, hemos coordinado varios proyectos de investigación a nivel europeo, desde el proyecto ECOFEED, donde desarrollamos un sistema de alimentación eficiente ambientalmente para acuicultura offshore, hasta el más reciente, un Instrumento PYME del Horizonte 2020 de la Unión Europea, una convocatoria muy competitiva, donde solo han dado 2 proyectos en Canarias desde su creación hace más de 5 años, siendo el nuestro el primero relacionado con la “Economía Azul”.

U: ¿Se han centrado únicamente en el ámbito local o también abarcan proyectos nacionales y/o internacionales?

MR: No nos gusta ponernos límites. Aunque el grueso de las actividades se centran en Canarias, por operatividad, porque creemos que todavía queda mucho por hacer aquí. Hemos llevado a cabo numerosos proyectos fuera, desde Cabo Verde, donde trabajamos con relativa frecuencia, hasta Colombia, Trinidad y Tobago, Libia…, y con opciones reales de desarrollar nuestra actividad en Estados Unidos u Oriente Medio.

U: Es indudable el potencial que tiene Canarias en economía azul, ¿crees que se está sabiendo aprovechar? ¿Qué sería necesario para mejorar la situación?

MR: Se está sabiendo aprovechar, pero como siempre, se puede hacer más. Si consiguiéramos que el rumbo fuera el mismo para todos, que hubiera una estrategia común, seas del color que seas, Canarias tendría más presencia en el sector.

Las bondades que nos brinda la ubicación de Canarias, los beneficios fiscales, el clima, la accesibilidad al mar, las condiciones para el prototipado, para convertirse en el laboratorio marino de Europa son únicas.

Para aprovechar más la situación deberíamos tener una hoja de ruta más definida, no tanto Planes Estratégicos, sino un Plan Ejecutivo, un mapeado de capacidades, tanto empresariales como investigadoras, una mayor transferencia tecnológica de los centros de I+D a las empresas, unos indicadores a corto plazo de lo que necesitamos ejecutar.

U: Cada año son más alarmantes las noticias y cifras sobre la cantidad de residuos que son vertidos al mar, ¿qué nota le darías a los canarios en conservación de los mares y océanos?

MR: Les daría un 5 raspado, y por no suspender. Es habitual que se genere alarma social cuando salen a la luz datos de vertidos cómo el pasado verano, pero los que trabajamos día a día en el mar, vemos como se ha ido transformando el entorno, debemos ser más conscientes que el mar es nuestra fuente de vida, debemos cuidarlo e invertir recursos en su protección y conservación. Hasta ahora el mar era esa alfombra en la que tirábamos nuestras basuras sin tener en cuenta las consecuencias, hoy en día estamos sufriendo los efectos de años y años de descontrol.

U: Además, eres el CEO de Marine Park, ¿qué es Marine Park? ¿Qué lo diferencia de otros espacios de coworking?

MR: Marine Park es un espacio de coworking específico del sector marino, nacimos en 2014 con la vocación de intentar juntar en un mismo espacio a diferentes empresas y profesionales del sector, donde encontraran un lugar donde se hablara el mismo idioma (profesionalmente hablando).

Marine Park nació para ser diferente, nuestro objetivo no es únicamente un lugar con mesas, queríamos aportar equipamientos singulares para las empresas, desde laboratorio, taller de mecánica o electrónica, así como zonas de almacenes para equipamientos.

U: Hará poco más de un año Marine Park cambió su ubicación para emplazarse en la playa de las Alcaravaneras, ¿les ha beneficiado situarse más cerca del mar y del Puerto de Las Palmas?

MR: Evidentemente, antes estábamos en la parte alta de la ciudad, en Los Tarahales, el proyecto atrajo a las administraciones, en este caso conseguimos poner de acuerdo a la concejalía de Ciudad de Mar, del Ayuntamiento de Las Palmas, y a SODECAN, del Gobierno de Canarias, que apostaron por el proyecto y trabajamos juntos en el nuevo espacio en Alacaravaneras.

El atractivo de estar en la playa nos ha dado mayor visibilidad, a empresas y profesionales de todo tipo, pero hemos tenido que reforzar el concepto de nuestra especialización.

U: El número de coworkings en Canarias no deja de crecer, ¿qué valoración haces de las ventajas e inconvenientes de trabajar desde un coworking? ¿Y sobre la relación entre los diferentes espacios de las islas?

MR: Trabajar en un coworking son ventajas, nosotros como empresa ya asentada y con más de 10 años de recorrido, transformamos nuestras oficinas para compartirla con otras empresas, buscando el generar sinergias, nuevas colaboraciones o proyectos, de conseguir profesionales que aportaran valor a nuestra empresa, al final se trata de una relación win-win, donde todos ganamos.

En cuanto a los inconvenientes, como puede ser la “privacidad”, hoy en día, con salas independientes se puede solucionar.

Lo ideal es un espacio que mezcle los dos conceptos, el coworking y zonas de oficinas individuales, que permita a las empresas ir creciendo y escalando, sin tener que salir del espacio.

En cuanto a la relación entre los diferentes espacios, es buena, gracias fundamentalmente al papel de la ACEC (Asociación Canaria de Espacios Colaborativos), que está realizando una labor encomiable para generar una cultura del coworking y dar esa visibilidad que a todos nos beneficia.

U: Desde Marine Park han organizado eventos como el Blueweekend, hackatón enfocado al sector marino, ¿qué tal la experiencia? ¿Tienen prevista alguna actividad próximamente?

MR: Este tipo de eventos, surgió para intentar promocionar el emprendimiento en el sector marino, algo que desde las universidades y carreras técnicas no se fomenta demasiado.

La experiencia fue espectacular, las dos ediciones que realizamos nos llevamos un grandísimo sabor de boca, con proyectos muy potentes, desarrollados en 48 horas, algunos de ellos siguen trabajando y preparándose para salir a mercado.

U: ¿Qué le dirías a aquellos que todavía no han dado el paso de iniciarse en el mundo hackatón? ¿Cómo los convencerías?

MR: Pues sinceramente, puede ser una experiencia que puede cambiarte la vida, básicamente porque te unes con perfiles semejantes a ti, que pueden complementarse y donde pueden salir modelos de negocio que pueden formar parte de tu futuro más cercano.

Y a parte de eso, lo que aprendemos, todos, los organizadores y los asistentes, y lo bien que lo pasamos. Es una experiencia inolvidable.

U: Para finalizar una pregunta algo más personal, ¿qué experiencias crees que te han ayudado más a crecer?

MR: Cada uno de los pasos que he ido dando en mi vida me han ayudado a crecer, desde irme fuera a trabajar de cocinero nada más terminar la carrera, a mi periodo de investigador en un centro público y por supuesto, el paso de montar ECOS, tomar esas decisiones es fundamental, dejando atrás muchas inseguridades, arriesgando y no teniendo miedo a equivocarme, al fin y al cabo, equivocarse es uno de los mejores procesos de aprendizaje, y yo me he equivocado muchas veces.


Son tantas las cosas que nos ha contado que se hace imposible quedarnos con una, pero sí nos gustaría hacer hincapié en algo que es muy importante: nuestros mares y océanos. Debemos concienciarnos y responsabilizarnos de ellos, decir basta ante los desmanes y cuidarlos.

Ir arriba