Samsung Galaxy J5 (2016)

Samsung Galaxy J5 (2016), un análisis de sus prestaciones

Esta semana analizamos el smartphone Samsung Galaxy J5 2016 (enlace). Quizás no se trata de los modelos más conocidos de Samsung, pero en cuanto a sus características y precio (aproximadamente unos 200 euros), se trata de un terminal accesible y robusto, en línea con las prestaciones de gama media de este fabricante.
Este terminal surge en pleno boom de los llamados selfie-smartphones donde Samsung, al igual que otros fabricantes como Huawei o Sony, no ha querido quedarse atrás.

Samsung Galaxy J5 (2016), el selfie-smartphone de Samsung

El J5 2016 cuenta con una cámara frontal de 5 Mpx de buena calidad y con flash LED propio lo que permite explotar aplicaciones de videoconferencia o reconocimiento facial. Su cámara trasera es de 13 Mpx con prestaciones similares a sus predecesores en cuanto a la calidad de la imagen.

El Samsung Galaxy J5 2016 cuenta con una pantalla de 5.2 pulgadas, resolución HD 720p y un panel súper AMOLED que concede al usuario una buena calidad tanto de imagen como de vídeo. Además, su procesador de cuatro núcleos y memoria RAM de 2GB lo convierte en un teléfono de gran versatilidad con un rendimiento más que aceptable.

Aparte de su cámara frontal y rendimiento, otra característica a destacar es que dispone de una batería de 3,100 mAh, proporcionando una vida útil suficiente como para estar “trasteando” más de un día entero con el terminal.

Este modelo de Samsung con 158 gramos, soporta 4G y es dual SIM. Como sistema operativo el fabricante ha escogido Android 5.1 Lollipop soportando tecnología NFC. En cuanto a las aplicaciones, viene de fábrica con un paquete bastante completo de las principales herramientas de Google, Microsoft y algunas exclusivas como Smart Manager. Esta aplicación permite llevar a cabo tareas de mantenimiento, permitiendo gestionar la liberación de memoria RAM o la autonomía del dispositivo.

También tiene peros

Sin embargo, entre sus contras tenemos que no cuenta con lector de huellas como sí sucede con algunos de sus competidores de gama. Por otro lado, muchos expertos recriminan que Samsung podría haber mejorado un poco más sus prestaciones en cuanto a la cámara trasera. El dispositivo tampoco cuenta con led de notificaciones, una tendencia que cada vez es más común en los fabricantes y que como usuaria, resulta realmente incómodo teniendo que hacer uso de aplicaciones de terceros que cumplan con la misma funcionalidad.

Pero si nos preguntamos, ¿es el Galaxy J5 (2016) una buena adquisición? Si buscas un smartphone con buena pantalla, un buen diseño y con prestaciones que te permitan explotar sus aplicaciones, puede ser una opción muy asequible 🙂 .

Ir arriba